LAS TELECOMUNICACIONES SON MUCHO MÁS QUE UN MÓVIL.


LA PYME ESPAÑOLA ¿QUIERE CRECER?

Al cabo del día hablo con muchas personas, de diferentes sectores, y con diferentes cargos dentro de una empresa, y me encuentro de todo, pero lo que más me llama la atención es que la mayoría se queja de lo mismo, de que les va mal por la situación actual, la crisis, los malos clientes (malos pagadores), de los malos resultados económicos..., pero ¿les da miedo hacer cosas que cambien esa tendencia de la que no paran de quejarse?, o incluso de excusarse, echándole las culpas a otro de todo lo que pasa a su alrededor, diciendo “es culpa del mercado que está mal…”, “llevo toda la vida haciendo esto y nunca he tenido problemas”, hasta ahora. ¿Y ahora qué?

He llegado a la conclusión que el problema es que estamos tan absortos en nuestro trabajo que se nos ha olvidado que el mundo evoluciona, y que no vamos al ritmo del mundo. Hace un año hablábamos del proceso de digitalización, de prepararse para el cambio. Ha pasado UN AÑO, tan sólo un año, y el que se esté planteando prepararse para la digitalización (o que no sepa ni lo que es) llega tarde, llega tardísimo. En menos de un año ha perdido un tren, una oportunidad de diferenciarse de la competencia que tardará en repetirse, al menos a la hora de coger sitio. ¿Opinas lo mismo? ¿Tienes otras conclusiones? Me encantará compartirlas.


LAS TELECOMUNICACIONES SON MUCHO MÁS QUE UN MÓVIL.

Ahora el que no está en internet directamente no está, o quizás ha llegado otro y se está comiendo la parte del pastel que nos correspondía por llevar trabajando durante tanto tiempo. Y quizás parte de la culpa la tengamos los asesores y comerciales de telecomunicaciones, que durante años sólo hemos sabido “regalar” terminales para que cambiaras de proveedor de servicios cada dos años o antes incluso, sin ofrecer nada de valor. Ahora ésto no es así, pero me dirás: “llevo toda la vida así y siempre me han regalado el Super Teléfono…”, “si no me lo das tú se lo pido al otro que me da dos”. Y es cierto, vendrá el típico comercial que regalará cosas (de su bolsillo), objetos caducos, pero ¿y después qué? Las telecomunicaciones, la imagen de tu empresa en las redes (telecomunicaciones), el marketing digital de tu empresa/marca, la reputación de tu trabajo, ¿todo eso lo reduces a uno o dos terminales? ¿sin importar la calidad de las comunicaciones de tu empresa con tus clientes, con tus ventas, con tus trabajadores?



Una buena gestión de tus telecomunicaciones pueden hacerte ahorrar en la planificación de rutas ( ActiRuta), puede optimizar las visitas que tus comerciales hacen a los clientes potenciales y de cartera (formularios de Google), puede motivar a tus comerciales al saber dónde tienen que ir y cuándo (comparador CRM). También ayuda a que las tareas administrativas se agilicen, pudiendo adelantar el trabajo de creación de albaranes, preparación de pedidos, tramitación de envíos, de reclamaciones. Ayuda a RRHH a tener un control sobre la presencia de los trabajadores en las instalaciones, a ver el horario de los trabajadores que están en movilidad (SESAME), a dar soluciones a tareas del día a día que no hacen otra cosa que ralentizar, o incluso deshacer agendas por la aparición de urgencias y la mala asignación de tareas al personal que debe dar la respuesta. Como podéis ver ayudan a un sin fin de situaciones de la PYME, son mucho más que el último modelo de turno. Podréis verlo en un futuro artículo.


Pierde el miedo y atrévete a crecer más




Hemos atravesado (o lo seguimos haciendo, ya no lo tengo tan claro) una crisis que ha hecho que nos preparemos más, que estudiemos más, que analicemos más, pero cuando nos proponen realizar cambios, y nos demuestran que es rentable para nuestro negocio, seguimos diciendo “me lo tengo que pensar” ¿qué te tienes que pensar?, cuando pregunto si quieres crecer me dicen “¿crecer? No, gracias, si no soy capaz de abarcar más” (lógico, con lo que tienes no), pero si creces ganarás más y así contratarás a más gente, aumentarás la producción y seguirás creciendo año tras año, lo que te permitirá conseguir una posición dominante ante tu competencia y podrás atender ese crecimiento.

Resumiendo, que no nos atrevemos. O ¿acaso es que no nos han enseñado a dar el paso?, a perder el miedo a ganar, a ganar más, a ser mejores, a crecer, a disfrutar de nuestro trabajo, a ser mejores.

Yo he decidido cambiar, dar el paso, perder el miedo, crecer, y disfrutar creciendo a la par que ayudo a crecer a las empresas que deciden confiar en mi experiencia y asesoramiento. Mi trabajo consiste en dar las directrices necesarias para ayudarles a dar ese pasito, enseñar el que otros dieron y ganaron, y demostrarte que otros darán el paso y ocuparán tu puesto. Que tienen que valorar realizar cambios (medidos y con ciertas garantías, no vamos a volvernos locos ahora) si realmente aman su empresa y su trabajo. Ofrezco soluciones, no terminales ni regalos que al final son baratijas, si lo comparo con aumentar tan solo un 5% al año tu rentabilidad neta. El trabajo de un buen asesor vale mucho más que dos, tres, cuatro o cinco Super Terminales “gratis” cada dos años. ¿No crees? Al final la diferencia la marcas tú, como empresario que quiere ganar, y yo como asesor, si quiero ganar.

Todos tenemos una zona de confort, y cuando nos salimos de ella y arriesgamos pasan cosas maravillosas. Puede que el miedo nos impida cruzar esas líneas rojas, pero tenemos que decidirnos y dar el salto. Aquí os dejo un vídeo de Inknowation que a mi me ha empujado a realizar tareas nuevas, a invertir en mí, en mi marca, en mi imagen profesional, a no ser uno más, a confiar en mí mismo.

Después de ver el vídeo ¿te atreves a dar el paso? ¿te atreves a soñar? Dí que sí, sal de tu zona de confort, experimenta, crece.

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

¿Antivirus para móviles? Sí o no.

GUERRA COMERCIAL ENTRE EEUU Y CHINA

Me presento.